Los españolistas toman la calle en Barcelona entre banderas y Calamaro, en una marcha con incidentes

Suenan Los Rodríguez. La voz de Calamaro está entonando por altoparlante “cada vez que toco un poco fondo”, “un recuerdo más que pasajero, será como empezar otra vez de cero” y Plaza Cataluña se colma de banderas españolas que vienen ondeando desde La Pedrera de Gaudí, punto de partida de la marcha que, con la excusa de celebrar el 12 de octubre, día de la Hispanidad, volvió a convocar a los sectores que se oponen a la independencia de Cataluña. “Yo soy español, español, español”, coreaban los asistentes a la marcha que, según la Guardia Urbana sumaban unas 65.000 personas. Gritos contra TV3 -“¡manipuladora!”-, la televisión pública catalana, “¡Puigdemont a prisión!” y “Uno, cinco, cinco”, el alusión al artículo de la Constitución que permite suspender las autonomías si no cumplen con sus obligaciones, aturdían las calles. “Gobierno de España, cumpla y haga cumplir la Constitución”, decía una pancarta. Mirá también España celebra el Día de la Hispanidad con un récord de asistencia, en plena crisis con CataluñaCon el lema “Cataluña sí, España también”, estos miles de personas partieron del edificio más emblemático del modernismo catalán, que fue declarado Bien Cultural del Patrimonio Mundial por la UNESCO en 1984 y que Gaudí comenzó a construir en 1906, cuando el Ensanche de Barcelona se convertía en el corazón de la expansión urbanística y el Passeig de Gracia, en la residencia de los burgueses más refinados.Miles de personas portan en Barcelona, España, una gran bandera con los colores de la europea, la española y la catalana. / dpaSobre este mismo Passeig de Gracia, en medio de la marcha, Guillermo Tolsada, de 16 años, le dio su celular a un amigo de su papá para que le sacara una foto ondeando la bandera de España con la multitud detrás. La posteó en las redes sociales. “Es patriota y el patriotismo no tiene que ver con la política -dijo su papá, Pascual Tolsada, de 54 años-. Nos están haciendo sentir fuera de nuestro país”.“Hace sólo dos días, Puigdemont (el presidente catalán) amagó con proclamar la independencia. Al final, parece que le temblaron las manos y las piernas, y la DUI (declaración unilateral de independencia) quedó reducida a una confusa pantomima, más propia de patio de colegio que de sede parlamentaria”, leyeron sobre el escenario los promotores de la movilización: Societat Civil Catalana (SCC), que se puso al frente de la marcha multitudinaria del domingo 8 de octubre que contó con la presencia del Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa, y una decena de organizaciones anti independentistas.Miles de personas portan una enorme bandera española en Barcelona, España. / dpa“Después de ver a los dirigentes secesionistas tensar la cuerda al máximo y empujarnos al borde del precipicio, hemos aprendido que su capacidad para engañar a los catalanes y conculcar incluso sus ‘leyes’ fundacionales es ilimitada -dijeron en un manifiesto-. La secesión de Cataluña ni se consumó anteayer ni se consumará pasado mañana, pero vamos a necesitar bastante tiempo para que las instituciones políticas recobren el pulso democrático y cicatricen las heridas abiertas.” Batalla campalUn pequeño grupo de “ultras” hacen destrozos en Plaza Cataluña./ ReutersCada 12 de octubre España celebra el desembarco de Cristóbal Colón en ese nuevo continente que fue América. Pero hoy, aquí, sólo una parte de la sociedad española está dispuesta a celebrar el hallazgo de hace 524 años. Un centenar de radicales de ultraderecha convocados por la formación Democracia Nacional se manifestaron cerca de Montjuic y quemaron banderas “esteladas”, las independentistas.Esteladas Catalanas, prendidas fuego. / AFPEse fue el principio de lo que terminó siendo una batalla campal entre grupos ultras en Plaza Cataluña, cuando la marcha ya había culminado. Día de la Raza y la Hispanidad #resacelebrar #12Oct #Zurich pic.twitter.com/yxG06M532V— Seru (@seru_jordi) October 12, 2017Se registraron graves incidentes, en los que varios grupos se enfrentaron lanzándose sillas y otros objetos. Se habría tratado de una pelea entre bandas de ultraderecha con aficiones futbolísticas rivales.Pero, en la Plaza Cataluña, mientras la marcha duró, fue pacífica. “Hoy es un día emblemático por su significado histórico y por el momento que vivimos”, dijo Teresa Freixas, de Concordia Cívica.Para los independentistas, sin embargo, hoy no es un día para celebrar. Hay más de cien ayuntamientos de Cataluña, entre ellos Badalona, Girona o Berga, que han hecho oídos sordos a la fiesta nacional y han abierto sus puertas como un día laborable normal. Comprar una banderaLa enorme manifestación este mediodía en Barcelona bajo el lema “Cataluña sí, España también”./ EFEMarisol y Maribel Jorge, mellizas catalanas de 54 años, salieron a comprar una bandera para venir con sus hijos hoy aquí. “Nunca imaginamos que íbamos a tener que salir a la calle con banderas -dicen las mellizas-. No era necesario. Nosotras votamos y nos expresamos de ese modo”, dicen. Están aquí con sus hijos de 13, 8 y 6 años.Antes de que comenzara la marcha, la líder del grupo parlamentario de Ciudadanos, Inés Arrimadas, le pidió delante de los micrófonos de la prensa al presidente catalán que se rectifique, que no insista con la independencia y que convoque elecciones.“Estamos hartos, hartos, hartos de separatismo -se oía sobre el escenario montado en la Plaza Cataluña-. Se auguran próximas elecciones. Han pasado del ‘España nos roba’ al ‘España nos pega’. ”Un helicóptero de la Guardia Civil sobrevolaba la marcha y la gente vivaba: “¡Esta es nuestra policía!”. Aún no se sabía que, mientras volvía de realizar los actos de celebración del día de la Hispanidad, un Eurofighter de las Fuerzas Aéreas se estrelló en Albacete. Mirá también Tragedia en el día de la Fiesta Nacional: murió un piloto al estrellarse con su avión“No nos engañan, Cataluña es España” vociferaba la gente. “En el centro de la ciudad condal no nos van a callar -decía el orador de turno sobre el palco-. “¡Viva Cataluña! ¡Viva España! y ¡Viva el rey!.”“En las guerras hemos dado nuestra sangre y en la paz nuestro trabajo por España. catalanes, castellanos, todos españoles, levantad la frente no giréis jamas con orgullo y con decencia gritad conmigo ¡viva la libertad, viva la Constitución, viva el rey, visca (viva) Cataluña, viva España!”, dijo enardecido Josep Bou, presidente de Empresaris de Cataluña.“Estoy desconcertada, angustiada e inquieta” -dijo la vicepresidenta de SCC, Miriam Tey-. Le pido al señor Puigdemont que sea responsable.”Aurelio Ozuna, de 80 años, vino con su perro, Otto, que está inquieto por el rumor del helicóptero que sobrevuela la marcha y los gritos de la gente. “Otto es español de pura sangre y lo traje para que participe”, dice don Aurelio, que trajo perro pero no bandera. Si quisiera comprar una, decenas de inmigrantes africanos las ofrecen en Plaza Cataluña por 5 euros.

Fuente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *