Cómo es el entrenamiento de Nati Jota que le cambió el cuerpo: “Lo que más me gusta son mis piernas”

“Show o nada” es la frase de cabecera de Nati Jota, la periodista de ESPN Redes que llegó a la televisión gracias a su popularidad en la red social Twitter.Cubrió los Juegos Olímpicos de Río 2016 –recibió un pelotazo que la hizo TT-, y desde que llegó al canal deportivo, está haciendo una campaña en las redes para que la manden al Mundial de Rusia 2018.Su apellido es Jersonsky pero tenía una compañera de curso que también se llamaba Natalia, motivo por el cual su padre le hizo una cuenta de mail como Nati Jota. Comenzó a usar dicho nombre y como sus compañeros de colegio la reconocían así, también lo usó como usuario en las redes.Entrenar sin peso está bueno para el cuerpo que una mujer muchas veces quiere: no musculoso, sino afinadoAsí llegó a los medios y alcanzó popularidad con el look que se ella misma creó. Un arito en la nariz, anteojos con marco grande, short o vestidos cortitos -según ella misma explica, no usa jean siquiera en inviero- y tops con los que muestra su panza y también destacan su escote.En dialogo con Teleshow, Nati cuenta que hace un año decidió comenzar a entrenar y a mantener una rutina semanal porque “está bueno hacer actividad física”, pero también descubrió que se siente más a gusto y cómoda con los cambios físicos que tuvo en los últimos meses.Le doy bola al entrenamiento porque me gusta y porque uno quiere verse bien”Hace muchos años que juego al fútbol dos veces por semana pero no lo considero un entrenamiento porque son partidos y lo hago por placer, porque me gusta jugar a la pelota. Pero hace un año, en enero de 2017, empecé a entrenar con Fausto de Epo Training y me copó mucho la onda”, detalla la periodista que también se destaca de en ¿En qué mano está?, el programa que conduce Leandro El Chino Leunis por la pantalla de Telefe.”Primero, empecé en una plaza haciendo entrenamiento funcional y hace dos meses que cambiamos y estoy yendo a un gimnasio, en donde encontré una motivación distinta”, explica.”Me genera una sensación de autosuperación. Entrenar sin peso está bueno para el cuepo que una mujer muchas veces quiere: no musculoso, sino afinado, y está bueno. Pero en el fierro -por las pesas-, descubrí algo de autosuperación, de meterle un ladrillito más, de ver que te tiembla el músculo y ver que podés, que estás mejor que el otro día”, agrega Nati, que se fue de vacaciones con sus hermanas a Miami.Nati realiza esta rutina dos veces por semana y asegura que está feliz, sobre todo por el cambio físico: “Noto más cambios en el último tiempo porque empecé a acompañar el entrenamiento con dietas y una alimentación sana porque, si bien no como verdura, trato de evitar las frituras y harinas, que es lo que más engorda”.La parte que más me gusta de mi cuerpo son las piernas”Le doy bola al entrenamiento porque me gusta y porque uno quiere verse bien. Encontré algo que disfruto, que me pone un objetivo. Detesto correr, troto 15 minutos y siento que pasaron siete días y estoy muriéndome en la cinta”, asegura la periodista.A doce meses de haber comenzado a entrenar, Nati destaca que la parte que más le gusta de su cuerpo son las piernas, “pero desde siempre, aunque ahora están mejor”.”A las mujeres lo que más nos importa es toda la zona media, que también está mejor pero todavía le falta, hay que ponerle huevo”, bromea quien comparte con sus casi 900 mil seguidores de Instagram fotos de sus looks.Con las pesas, descubrí algo de autosuperación, de ver que te tiembla el músculo y ver que podés, que estás mejor que el otro díaNati asegura que su peso ideal es entre 62 y 63 kilos, aunque no lo controla con la balanza ni está tan pendiente. “No le doy mucha bola. En otro momento, 63 kilos me hubiera parecido un montón, pero, ahora que estoy entrenando, el músculo pesa y no me parece que esté mal cómo estoy”, explica.Con respecto a su imagen, y lo que se ve tanto en las redes como en televisión, la periodista reconoce que está pendiente y le gusta sentirse bien consigo misma: “Me fijo cómo me veo en el espejo. Somos minitas y nos re afecta. Obvio que me importa cómo me veo”.En septiembre, la periodista había manifestado su intención de reducirse las lolas porque no le gustan “estéticamente” pero, sobre todo, por su salud. “Me duele la espalda”, dijo quien cierra un gran año laboral, motivo por el cual no tuvo tiempo de realizar las consultas médicas para hacerse la cirugía.”Estoy con mucho laburo y es algo a lo que hay que darle bola porque hay consultar con distintos cirujanos. Estoy medio quedada con eso. El año que viene espero estar un poco más tranquila y poder hacerlo”, explica Nati.A las mujeres lo que más nos importa es toda la zona media, que también está mejor pero todavía le falta, hay que ponerle huevoCon respecto a la comida y su alimentación, la periodista asegura que no le gustan las verduras, de manera tal que se le complica llevar a cabo las clásicas dietas.”Al no comer verduras, alimentarme bien, no solo por lo estético sino por la salud, es algo muy complicado. Por otro lado, bajo rápido de peso, así como también subo. Entonces, hago dieta, después la pudro y vuelvo a engordar. Pero está bueno que me pongo las pilas y adelgazo”, destaca Nati Jota sobre su metabolismo.LEA MÁSLas sensuales fotos y los divertidos videos de las vacaciones de Nati Jota en MiamiNati Jota: “Nunca tuve novio y desde que estoy en la tele, los hombres me encaran menos”El particular consejo sexual que Nati Jota recibió de su mamáNati Jota se reducirá el busto porque le provoca dolores físicos: “Tener mucho ya no está de moda”El terrible pelotazo que recibió Nati Jota en Río 2016

Fuente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *