Durísimo dictamen de la Oficina Anticorrupción contra el ministro Luis Miguel Etchevehere

La Oficina Anticorrupción emitió un duro dictamen contra el ministro de Agroindustria Luis Miguel Etchevehere por haber recibido un bono de 500 mil pesos tras dejar su cargo como titular de la Sociedad Rural Argentina para incorporarse al Ejecutivo. Mirá también Mauricio Macri: “Evitamos una crisis terminal como la de 2001″En el informe de 11 páginas que remitió al Presidente, al jefe de Gabinete Marcos Peña y, por supuesto, al propio Etchevehere, la OA indica que la “percepción de la retribución excepcional” por parte del ministro “no resultó acorde con las pautas y deberes de comportamiento contenidos en las normas sobre ética pública”.Según la Oficina, bajó la órbita del Ministerio de Justicia, los funcionarios deben seguir un “deber de prudencia”, previsto en el artículo 9 del Código de Ética de la Función Pública, para “inspirar confianza en la comunidad”.”Se deben evitar acciones que pudieran poner en riesgo la finalidad de la función pública, el patrimonio del Estado o la imagen que debe tener la sociedad respecto de sus servidores”, concluyó. Si bien admite que “el pago de la retribución excepcional y las circunstancias que lo rodearon tuvieron lugar antes de la designación formal” del funcionario, “no puede dejar de advertirse que, en dicho momento, Etchevehere ya había sido propuesto para el cargo y se encontraba en trámite su nombramiento”.Es decir, que el pago fue realizado -y recibido- el 16 de noviembre del año pasado, una vez que su designación ya había sido anunciada ante la opinión pública. Mirá también Aníbal Fernández visitó a Julio De Vido en la cárcel: 2 horas criticando a Cristina Kirchner y La Cámpora”La retribución extraordinaria en favor de Etchevehere aconteció con motivo de su desvinculación de la Sociedad Rural Argentina -que presidió desde septiembre de 2012 hasta su salida- y ésta se produjo en razón de haber sido convocado para desempeñarse como Ministro de Agroindustria”, expuso el organismo que dirige Laura Alonso. Precisamente, en su descargo ante la OA, Etchevehere acompañó las copias de las actas de la Comisión Directiva de la SRA en las que se aceptó su renuncia y resolvió otorgarle el bono. Y explicó: “Fue en el marco de tal renuncia que -en el contexto de una votación de sus miembros- resolvió liquidar los honorarios correspondientes a mi gestión al frente de ella, evitando así cualquier conflicto de intereses que pudiera suscitarse al momento de asumir como ministro”.Mirá también Expoagro: un arranque con anuncios oficiales y buen clima de negociosA la nota de Etchevehere se sumó otra de la SRA en la que dio cuenta que la retribución obedeció a “los servicios prestados y su excepcional desempeño como presidente” de la entidad y que, si bien en el pasado no ha otorgado retribuciones similares hacia otras autoridades, ha “abonado en los últimos años retribuciones o gratificaciones excepcionales a varias personas que prestaron servicios en la Entidad (empleados y gerentes) en ocasión de su egreso”.Aquí la OA contraatacó con un pedido de informe, solicitando los datos de los beneficiarios y las fechas y los montos de esas retribuciones para constatar si la práctica era habitual. La OA cita una respuesta sugestiva: “La Sociedad Rural informó sólo sobre una única gratificación especial y voluntaria otorgada en el año 2001 a un Gerente General –con 53 años de desempeño en la Institución bajo la modalidad de contrato de trabajo- con motivo de su cese y en reconocimiento ‘por los valiosos servicios prestados a la entidad'”. Por ende, concluyó la oficina, no se trata de una “práctica habitual” y que “resulta confusa la causa de la citada ‘retribución excepcional'”. Mirá también Mauricio Macri a los productores agropecuarios: “No están solos”Laura Alonso también decidió indagar respecto a una de las actas de la Comisión Directiva de la SRA donde se sostenía que la cuestión del pago del bono al hoy ministro había dado lugar “a un extenso debate”: solicitó una transcripción de aquella reunión. La respuesta fue negativa ya que, argumentó la SRA, el debate se produjo “in voce”.Pero el organismo fue más allá y desmintió muy duramente a Etchevehere, quien en su presentación dijo “estar convencido de haber actuado correctamente, preservando en todo momento su buena fe y de acuerdo a lo respondido por la Oficina Anticorrupción, a la consulta que le formulara antes de asumir el cargo de ministro”. Esto irritó a Alonso, que aclaró: -“Ante una consulta telefónica que efectuara a principios del mes de noviembre de 2017- la Ley de Ética en el Ejercicio de la Función Pública no prohíbe la percepción de honorarios pendientes ni el cobro de acuerdos de desvinculación laboral, aún cuando ellos fueren pagados con posterioridad al inicio de la función pública, siempre que los conceptos percibidos se hubieren devengado con anterioridad”.Y citó, para más claridad y con ironía, el significado que la Real Academia Española y el jurista laboral Carlos Etala le dan a la palabra “devengar”: “Adquirir derecho a alguna percepción”. “En definitiva -puntualizó- lo devengado es lo que se incorporó al patrimonio y resulta exigible, aún cuando todavía no se haya efectivizado el pago”. La desmentida no se quedó ahí: “Al respecto cabe señalar que en oportunidad de efectuar la consulta informal a la que se refiere Etchevehere éste refirió a la percepción de honorarios pendientes y, tal como el mismo funcionario reconoce, la Oficina Anticorrupción le respondió que ‘podía recibir dinero de la Sociedad Rural Argentina si era en concepto de tareas que hubiera realizado en el ‘pasado’, en forma previa al ejercicio de su función como ministro”.Asimismo, reiteró que “en ningún momento la Oficina autorizó la percepción de una retribución extraordinaria” y que la decisión “fue adoptada exclusivamente por el funcionario, realizando una particular y distorsionada interpretación del concepto de honorario devengado y de la opinión de la Oficina”.Cerca de Etchevehere dijeron que el ministro no va a entrar en una polémica con la OA, que adjudicaron a una “diferencia de interpretación” la recomendación que recibió. “El ministro no tiene ninguna intención de pelearse con Laura Alonso. Y sostiene que el concepto (del bono) no deja de ser en virtud de su gestión en la SRA, anterior a su nombramiento”, afirmaron.Por otro lado, Alonso confirmó lo que, al abrir la investigación preliminar ya le había recomendado a Etchevehere: “Debe abstenerse de intervenir en ejercicio de la gestión pública, en cuestiones particularmente relacionadas con la Sociedad Rural Argentina”.No obstante, en el inciso IX, la OA señala que, al haber devuelto Etchevehere los fondos una vez que se destapó la polémica, “corresponde disponer el archivo de las actuaciones”. Igual, advierte que remitió su actuación ante el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N°5, donde el juez Marcelo Martínez de Giorgi imputó al ministro por este motivo.

Fuente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *