La muerte de Stephen Hawking: el futuro de la Tierra, su última preocupación

El nacimiento del Universo, los agujeros negros y hasta el viaje en el tiempo. Esas fueron algunas de las áreas en las que se sumergió Stephen Hawking a lo largo de sus 76 años de vida. Sin embargo, en el fondo de su pensamiento latía una preocupación: el futuro de la humanidad.”No tenemos futuro si no colonizamos el espacio”, advirtió el físico británico, en una conferencia que lo tuvo como invitado estelar en Noruega, en junio pasado.Mirá también A los 76 años, murió el físico británico Stephen HawkingCodo a codo con astronautas de la NASA, Hawking alertó sobre la necesidad de revitalizar el envío de misiones tripuladas al espacio: “Debemos salir de la Tierra”.Unos meses más tarde, en China, fue más categórico sobre sus pronósticos: el planeta arderá dentro de 600 años. Los principales motivos son el aumento de la población terrestre y una demanda de energía que parece no tener fin.”El cambio climático, los choques de asteroides cada vez más frecuentes, las epidemias y el aumento acelerado de la población hacen que el estado de la Tierra sea cada vez más precario”, dijo en una nota con la BBC, en un listado que también incluía el desarrollo de la inteligencia artificial.”Somos seres limitados por nuestra lenta evolución biológica, no podremos competir con las máquinas, y seremos superados por ellas”, advirtió sobre las posibilidades (casi inexploradas) que abre la IA.Mirá también Stephen Hawking, el científico más popular desde Albert EinsteinSin Nuevos Mundos en la superficie terrestre, sólo queda el cielo. Hacía allí se dirigieron las esperanzas de Hawking. “La colonización de otros planetas dejó de ser ciencia ficción, ahora puede ser realidad”, aseguró en Noruega.No sólo se refirió a las aspiraciones de la humanidad; también estableció plazos para que el proyecto sea posible. Primero, pidió retomar las misiones tripuladas a la Luna. Después, dentro de unos 50 años, la ciencia estará en condiciones de enviar humanos a Marte.El objetivo último sería la visita a planetas de otros sistemas solares, dentro de “200 o 500 años”, según el astrofísico. Aunque también apuntó a otro destino como posible salvación.De acuerdo con Hawking, Alpha Centauri podría ser adaptado para la vida humana. Se trata de un sistema estelar con una masa similar a la terrestre y ubicado a 4,3 años luz de la Tierra, en la constelación Centaurus.Destacaba el proyecto Breakthrough Starshot como la llave que abrirá el espacio. Sin embargo, esa tecnología se encuentra en pañales, lo mismo que el conocimiento sobre cómo se comporta el cuerpo humano después de tanto tiempo lejos de la Tierra. Y demandará paciencia y cooperación: según los cálculos del científico, una sonda pequeña sería capaz de llegar a Alfa Centauri en 20 años.

Fuente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *