“Las malas”, Camila Sosa Villada y por qué ser travesti es una fiesta

Quizás la idea más radical de Las Malas, de Camila Sosa Villada esté en boca de la Tía Encarna, una travesti que es como una madre: “Ser travesti es una fiesta”, dice. Una fiesta. Y luego la narradora, la propia Camila, cuenta dolor tras dolor, humillación tras humillación; golpes, engaños, y borramiento: “Nosotras, las olvidadas, ya no tenemos nombre. Es como si nunca hubiéramos estado ahí”.Sosa Villada se llamaba Cristian Omar cuando aprendió a escribir su nombre, cuenta en el prólogo Juan Forn. El libro arranca con una cita de Gabriela Mistral que, dada la realidad, desgarra: “Todas íbamos a ser reinas”. Reinas, en este caso, del Parque Sarmiento, en Córdoba, donde por la noche un grupo de travestis atiende los deseos sexuales de los más diversos clientes y adonde la narradora llega muy joven a prostituirse “devorada por el destino que le han programado”.

Mirá también

Mirá también

Camila Sosa Villada: “Siendo un maricón que leía era respetado; travestirme fue imperdonable”

Newsletters Clarín

Libros para compartir | Te recomendamos dos títulos y te contamos por qué no te los podés perder

Todos los lunes.

Recibir newsletter

(function ( $ ) ;
suscribo = function (options, mail, grupo) ,
success: function (response) ;
nl_pass_data.hitType = “event”;
nl_pass_data.eventCategory = “news_caja_nota”;
nl_pass_data.eventAction = “load_modal_suscripcion”;
nl_pass_data.eventLabel = “confirmacion_libros”;
sendGAPageview(nl_pass_data);
openModal(path);
}
});
}
consulto = function (options) ,
success: function (response) else
}
});

}
authenticate = function () else
}
getIdPase = function ()
return idPase;
}
execute = function (options)
openModal = function (path) ,
callbacks: ,
open: function ()
}
});
}

execute(options);
}
}( jQuery ));
$(‘.newsletter-embeb figure, .newsletter-embeb .mt h4, .newsletter-embeb .mt .data-txt, .newsletter-embeb .mt .bt’).on(‘click’, function () ;
nl_pass_data.hitType = “event”;
nl_pass_data.eventCategory = “news_caja_nota”;
nl_pass_data.eventAction = “clickarea”;
nl_pass_data.eventLabel = “caja_libros”;
sendGAPageview(nl_pass_data);
});
$(document).on(“wa.login”, function(e, user)
});
Un hilo atravesará la narración: Encarna encuentra un nene tirado en una zanja y decide criarlo: lo llamará El Brillo de los Ojos, tanta es la alegría que en él se deposita. La historia de ese vínculo arranca al comienzo y con él termina el libro.En el medio, Sosa Villada da cuenta de muchachos que llegan “con ganas de cruzar límites, de ser los más rápidos del oeste, de hacer daño, de vengarse”, de algún amor, del rechazo de los padres, de “la violencia invisible de toda transacción con un cliente”. Nacimos fuera del armario, dice. Y aquí lo cuenta.

Fuente