Cuba flexibiliza la contratación de mano de obra en la agricultura

El gobierno de Cuba flexibilizó la contratación de personas para trabajar de manera temporal en labores de agricultura, en momentos en que se requiere de mano de obra para las cosechas, según un documento oficial publicado el sábado.El anquilosado sector agropecuario, responsable de la producción de alimentos, es señalado por autoridades y estudiosos como el centro neurálgico de la actual crisis económica, en un país que importa el 80% de lo que consume y gasta 2.000 millones de dólares anuales en esas compras.Hasta ahora, solo era permitido contratar empleados eventuales que estuvieran autorizados legalmente para trabajar como privados en la actividad agropecuaria. Con esta medida cualquier persona podrá trabajar como eventual en este sector.A partir de la resolución del ministerio del Trabajo y Seguridad Social, se permitirá contratar “a personas que no sean cuentapropistas como fuerza de trabajo, en los picos de cosecha, siembra, labores culturales u otras actividades de similar naturaleza”, por un término no mayor de 90 días.Alrededor de 4,5 millones de personas están ocupadas en la economía en Cuba, de las cuales unas 792.400 trabajan en el sector agropecuario, el de mayor presencia laboral, pero aún insuficiente en un país de 11,2 millones de habitantes.La normativa coincide con la publicación en redes sociales de un programa para destrabar ese sector, propuesto al gobierno por cinco prestigiosos economistas.”Una gestión distinta y más eficiente a la llevada a cabo hasta ahora en el sector agropecuario permitiría superar en gran medida esa situación de bajos niveles de producción y excesiva dependencia de las importaciones” afirman los economistas.La propuesta entregada a las autoridades fue realizada por los académicos Pedro Moreal y Julio Carranza, así como por los ex ministros Humberto Pérez (economía) y Fidel Vascos (estadística), y Joaquín Benavides (trabajo).”Consideramos que los actuales mecanismos y regulaciones que operan en el sector han sido agotados por el tiempo y constituyen un obstáculo para alcanzar estos objetivos”, agregan.Los expertos advierten que esta crisis se ha agudizado por los el recrudecimiento del bloqueo impuesto a Cuba por Estados Unidos y las consecuencias de la pandemia de la covid-19, que han provocado penurias y escasez en las mesas cubanas.”Sobran razones para asegurar que el contexto internacional de la reforma económica en Cuba no podría ser peor, sin embargo, a pesar de esto llevarla adelante es un imperativo que no debe dilatarse más”, añaden.cb/lp.

Fuente