Presiones de liquidez entre empresas de mercados emergentes vuelven a tocar récord: Moody’s

LONDRES, 27 oct (Reuters) – La proporción de compañías de alta rentabilidad en mercados emergentes que presentó una posición de liquidez más débil en septiembre se empinó de nuevo hasta los máximos históricos vistos en junio, con un incremento sustancial de la tendencia en América Latina, dijo el martes la agencia Moody’s.La lectura de Moody’s sobre las presiones de liquidez de las empresas en mercados emergentes retornó a su mayor nivel histórico de 25,8% el mes pasado, un punto porcentual por encima de la marca de agosto y superior al promedio de largo plazo situado bajo el 20%.El reporte indicó que la tendencia al alza sugiere que se están acumulando presiones en las tasas de morosidad.El fuerte incremento desde el 23% de abril hasta la lectura de septiembre fue impulsado por un ascenso en el subindicador de América Latina, dijo Annalisa Di Chiara, vicepresidenta de Moody’s y autora del reporte.”Nuestro (…) indicador posiblemente permanecerá elevado ante las preocupaciones por el desempeño de las empresas a largo plazo y los crecientes riesgos al refinanciamiento, en especial para las compañías de menor nota crediticia”, sostuvo.El impacto económico de la pandemia de coronavirus ha remecido a los mercados globales y golpeó con una violencia particular a los mercados emergentes. Latinoamérica ha sido la región más afectada, ya que tiene cerca del 27% de los casos de COVID-19 en el mundo, seguido por Asia, Norteamérica y Europa, según un análisis de Reuters.Moody’s dijo que las débiles condiciones económicas pusieron bajo presión perfiles de liquidez en Latinoamérica, en especial en Brasil. Si bien las medidas fiscales y acciones de política monetaria de los bancos centrales ayudaron a facilitar el escenario en los mercados, la morosidad siguió aumentando en septiembre, afirmó el reporte de la agencia.Moody’s evaluó a 306 compañías de alta rentabilidad en 36 países para elaborar su indicador de presiones de liquidez, que se dividió en cuatro subíndices.De ese total, 79 empresas tuvieron la menor calificación de liquidez, sostuvo el reporte, lo que sugiere que el acceso a los mercados de capitales podría ser difícil y las protecciones de recursos financieros resultan limitadas para algunas compañías. (Reporte de Karin Strohecker. Editado en español por Marion Giraldo)

Fuente